Lucía Cervero: "Me ha encantado poder compartir mi tiempo con todos vosotros"



"Todo empieza un jueves 6 de julio en el que cargamos el autobús con maletas, sillas de ruedas, juegos, ilusión y ganas de disfrutar, rumbo a El Bosque de los Sueños, donde íbamos a pasar 10 magníficos días. 
Este era mi primer año como voluntaria en esta actividad, y aunque ya había tenido algo de experiencia, los nervios me comían por dentro. Los primeros días fueron un poco duros ya que teníamos que acostumbrarnos a la rutina, prestar mucha atención a las necesidades de los socios y socias y aprender a atenderlos de la mejor manera, a convivir con otras personas y a dar todo lo mejor de nosotros mismos. A pesar de esto, no me costó mucho adaptarme ya que creamos un grupo estupendo con una cooperación mutua y muy buen rollo. Además socios, voluntarios y coordinadoras nos acogieron muy bien a los novatos, me sentí parte del grupo desde el principio.


Durante esta estancia hemos realizado muchas actividades como ir a la piscina, visitar museos, equinoterapia, visitar Las Médulas, y muchos otros juegos que organizábamos por las tardes. Los socios han disfrutado mucho y creo que los
voluntarios y coordinadoras también. Iba con la idea de que tendría que trabajar un montón pero no supuso un esfuerzo desmesurado ya que siempre había alguien que te ofrecía ayuda, teníamos tiempo libre y las actividades eran muy entretenidas, casi no había tempo ni para pensar en el cansancio, que se te olvidaba cuando estabas con el grupo y veías las sonrisas de todos ellos.

Esta nueva experiencia me ha hecho reflexionar mucho sobre la vida, la parálisis cerebral… He podido aprender un montón de cosas, no solo sobre la parálisis cerebral y las vidas de estas personas, sino que cada una de ellas me ha enseñado alguna cosa como a ser fuerte, a ser perseverante y no darse por vencido, a intentar superarse, a comunicarse sin articular palabra alguna, a valorar y disfrutar más todas las pequeñas cosas que nos da la vida, a aprovechar el momento… Además de poder conocer a un montón de grandísimas personas con las que espero seguir en contacto y seguir conociendo con el tiempo.

Me ha encantado poder compartir mi tiempo con todos vosotros. Gracias por darme la oportunidad de aportar mi granito de arena a esta familia y permitirme conoceros y disfrutar de estos días con vosotros. Ha sido una magnífica experiencia que, sin duda, repetiría, y recomiendo para cualquier persona que tenga interés y ganas de dar su tiempo y cariño, que será recompensado con sonrisas, agradecimiento y otro tipo de muestras de lo importantes que somos para ellos y el cariño que nos cogen.

Muchas gracias por todo y espero veros el año que viene".